¿INSEGURA YO?

   Todas tenemos “inseguridades”, acompañan la vulnerabilidad inherente a nuestra condición humana. La pregunta es si nuestras inseguridades son lo suficientemente severas como para lastimarnos, limitarnos o incluso distraernos de lograr efectividad en lo que hacemos o en el cumplimiento de nuestro propósito de vida.

  Algo debe andar mal en nosotras las mujeres cuando nos valoramos tan poco. Dicen que “a la mayoría de las mujeres les gusta que se les diga que son encantadoras, hermosas, atractivas. No lo negaré. ¿qué mujer no florece ante una constante afirmación de esa naturaleza? Sin embargo mi pregunta es la siguiente: ¿Qué pasa si nadie nos lo dice? ¿Podemos encontrar la manera de sentirnos bien? O ¿qué pasa si “el”, tu pareja, lo dice porque “se supone” que es lo que tiene que hacer, pero en realidad no lo siente? ¿tenemos alguna esperanza? Y ¿qué si ningún hombre se siente cautivado por nosotras? ¿qué hacer si no nos ven particularmente hermosas? ¿Qué ocurre si él nos ama, pero no se siente tan atraído por nosotras como solía estarlo? Y ¿si  rebasamos “cierta edad” y sentimos como si la atracción hubiera quedado muy atrás? ¿Podemos seguir sintiéndonos adecuadas en esta sociedad dominada por los medios, o sólo es posible si nuestro hombre se queda ciego?

   Los hombres no son la única fuente de inseguridad para las mujeres. Los hombres no deberían ser nuestro problema; LO QUE DAÑA ES LO QUE TRATAMOS DE CONSEGUIR DE ELLOS. No hay nada mas frustrante que intentar obtener nuestra femineidad de nuestro compañero. Usamos a los hombres como espejos para ver si somos valiosas, hermosas, deseables, dignas de atención, aceptables. Creo que los hombres quieren que recuperemos el control de nosotras mismas. No quieren vivir bajo la presión de tener que hacerse cargo de nuestro sentido de autoestima. Ya es demasiado para ellos. Además seguramente el hombre se siente mucho más atraído por una mujer segura que por la que es una ruina emocional que insiste en que él podría completarla.

¿Vamos a insistir en obtener nuestra seguridad de personas, (hombres o mujeres) que ignoran la enorme importancia que le damos a la manera en que nos valoran?

Es necesario que en lo profundo del alma tengamos UNA SEGURIDAD QUE PROVENGA DE UNA FUENTE QUE NUNCA SE AGOTE NI NOS DESACREDITE NECESITARLA. NOS HACE FALTA UN LUGAR  AL CUAL PODAMOS IR CUANDO ESTEMOS NECESITADAS E HISTÉRICAS, AUNQUE NOS RESULTE ODIOSO ESTARLO. NO SE TU, PERO YO NECESITO ALGUIEN QUE ME AME CUANDO ME ODIO A MI MISMA. Y SI, ALGUIEN QUE ME AME UNA Y OTRA VEZ HASTA QUE ME DESPIDA DE ESTA TIERRA.

DIOS ES ESA PERSONA, DIOS ES ESE LUGAR SEGURO. NUESTRA SEGURIDAD DEBE ESTAR BASADA EN DIOS. EN LO QUE EL ES PARA TI, EN LO QUE EL DICE DE TI, EN LO QUE EL PIENSA DE TI, EN LO QUE EL HA HECHO POR TI.

Tomado de “Adios a la Inseguridad” B.Moore

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s