CORTANDO RELACIONES PERJUDICIALES.

 Compartido por MANUEL PÉREZ CERÓN.

Las personas con las que estemos vinculados y ligados negativamente afectan nuestra esfera espiritual y pueden retrasar las bendiciones de Dios.

“Los sinvergüenzas crean problemas; sus palabras son un fuego destructor. El alborotador siembra conflictos; el chisme separa a los mejores amigos. Los violentos engañan a sus compañeros, los llevan por un camino peligroso”.

Proverbios 16:28-29 (NTV) 

Las personas con las que nos relacionamos influyen mucho en nuestra vida, en nuestras decisiones, y en el alcance de las metas que tengamos en la vida

Hay relaciones que en lugar de ayudarnos a cumplir una meta, la retardan y nos desaniman, e incluso nosotros aceptamos esa influencia por costumbre, por estar ligado emocionalmente, o simplemente por respeto.

Una cosa es que estés tratando de ayudar a alguien que necesita y requiere ayuda, y otra muy distinta es tratar de cambiar a quienes no quieren hacerlo y no quieren salir nunca de sus problemas.

Tu tiempo es muy valioso y no puedes darte el lujo de tratar de agradar a aquellos que no comprenden tus decisiones, tus sueños y tu forma de ser. 

Cuando relaciones de que cualquier naturaleza nos causan malestar, nos menosprecian, nos burlan o simplemente nos incomodan continuamente, es hora de abandonar esas personas nocivas por nuestro bienestar y crecimiento.

En ocasiones tratamos de soportar el maltrato, la violencia emocional y el juicio de otros, y por temor a ser “duros” o determinantes, nos estancamos y permitimos que bloqueen todo nuestro potencial. 

Lo cierto es que todas las personas, sea cual fuera el vínculo o cargo, si no nos esta ayudando a cumplir el sueño que Dios puso en nuestro corazón, esa persona no puede acompañarnos al destino que tenemos trazado por el Señor. 

Es importante recibir consejos para mejorar, pero los consejos tienen que tener el propósito de ayudarnos, no de destruirnos y descalificarnos.

Solo las personas que nos motivan, alientan y desafían a más, son las que debemos permitir que nos influyan. La vida es una sola y nuestro destino y trabajo debe estar enfocado, recortando todo aquello que no te aporta ningún valor.

¿Cómo detectamos una relación perjudicial? Cuando nos sentimos obligados a hacer cosas que no queremos hacer, cuando nos sentimos controlados y oprimidos, cuando la toleras solo por compromiso, cuando la permites por costumbre y cuando por temor a caerles mal, vamos en contra de todo lo que en verdad queremos hacer.

Nadie debería obligar a nadie a hacer algo que no quiere, porque esto lo único que provoca es desgatar la relación. Cuando algunos discípulos abandonaron a Jesús, él los dejo, nos los atormentó con maldiciones para retenerlos, incluso luego Jesús dijo a los doce: «¿También ustedes quieren irse?» (Juan 6:66-68). Hay personas designadas por un tiempo a tu vida, luego vendrán otras y se distanciaran aquellas que lo tengan que hacer, y algunas están puestas para compartir todo el tiempo. 

Las personas con las que estemos vinculados y ligados negativamente afectan nuestra esfera espiritual y pueden retrasar las bendiciones de Dios.

Se selecto con tus relaciones y la inversión de tu tiempo con ellas, porque si cometes el error de por cortesía soportar cosas que no te sirven, estás poniendo en riesgo el cumplimiento de muchas bendiciones. Rodéate de gente de fe y de bendición.

VISITA grisdeluna…EN LA CABAÑA

    

FRASES “PARA MI HIJA”

Una hija es al mismo tiempo una copia de su madre y una persona totalmente distinta y única.

Simone de Beauvoir

La diferencia entre tú y tu hija es sólo superdicial. En el fondo ella es un ser igual a todos, alguien que necesita amor.

Don Barthelme.

Inundaste de luz mi vida con sólo mirarme a los ojos, minutos después de nacer. Llenaste mi casa con tu risa de niña. Alegras mi crepúsculo con una simple llamada. Gracias por compartir conmigo tu mundo. 

Carola Gowland

Tu hijo es tuyo hasta que se casa, pero tu hija será tuya toda la vida.

Proverbio Irlandés.

Lo que me gustaría darle a mi hija es libertad. Y esto se logra con el ejemplo, no con la exhortación. La libertad es una rienda floja, un permiso para ser diferente de su madre y ser amada de todos modos.

Erica Jong.

No hay afecto tan puramente angelical como el de un padre por su hija. En el amor a su esposa, hay deseo; a sus hijos varones, ambición, pero en el amor a sus hijas hay un sentimiento imposible de expresar con palabras.

Joseph Addison.

El día que tú naciste, dejé de ser la hija de mi madre para ser la madre de mi hija. Ese día comenzó la vida para ti… y también una nueva vida para mi.

***

Éstas son mis hijas, pero ¡adónde se han ido mis pequeñas?

Phyllis McGinley

Quisiera estar siempre cerca de mi hija cuando me necesite, mantenerme a distancia cuando no le haga falta, y callar cuando no me pregunte.

***

Es increíble cómo una hija, que puede aprender a conducir un automóvil en tan poco tiempo, no puede hacer funcionar ningún aparato electrodoméstico de la casa.

Ben Bergor

El amor construye puentes en lugar de paredes. No ceja, se aferra, espera con obstinación y paciencia, a veces, años. Así es como te amo, hija querida.

Anne Kiemel

Dicen que la primera obligación hacia nuestros hijos es hacerlos felices. Espero, hija, haber cumplido con este maravilloso mandato contigo. 

Edgardo Chas.

Eres el arco iris, un bote de oro, mi piedra preciosa, la sal y la pimienta, la miel y la risa. Eres la hija de este papá.

Burke y Gerlach

No hay un momento y un lugar para el amor hacia tu hija: todo momento y cualquier lugar son los mejores para recordarle cuánto la amas.

***

Y así como aceptamos a nuestras hijas, las liberamos para que sean lo que son en un mundo que siempre está tratando de convertirlas en otra persona.

Tim Hansel.

Sería bueno que pudieras prepararte no sólo para convertirte en madre cuando nazca tu hija, sino para ser tú también una niña.

James Dobson.

Vive tu vida como quieras, que yo tendré mis brazos extendidos para ti y guardaré tus secretos para siempre.

Michael Ondaatje

Las palabras, ya ves, jamás alcanzan

si lo que hay que decir desborda el alma. 

Pero atiéndeme bien:

cuando haga falta

a tu lado estaré por si me llamas.

Teresa Parodi.

Cuando ese joven viene a buscar a tu hija en su primera cita, te sientes como si estuvieras entregando un violín stradivarius a un gorila.

Jim Bishop.

“Representa asu género con inteligencia, fortaleza, gracia y humor. 

Madre firme, cariñosa, responsable y comunicativa;

esposa generosa y comprensiva.

Señores: les presento a mi hija”

Sam Harper.

Tu hija no prestará mayor atención a tus indicaciones, consejos y admoniciones. Pero no dudes: te estará observando para imitarte. Asegúrate de ser un buen modelo.

Agustina Navarro.

Para muchas niñas pequeñas, la vida con un padre es como un ensayo general del amor y el matrimonio.

David Jeremiah.

Cuando se la llevaron, entré en pánico y sentí mareos. Entonces comprendí: ¡era padre de una niña!

Nat King Cole.

Para un hombre en el ocaso de su vida, no hay nadie más amado que su hija.

Eurípides.

Una hija es compañera, amiga y confidente de su madre, y el objeto de un encanto parecido al amor entre ángeles, para su padre.

Richard Steel.

Una hija es la socia genérica de su madre, su mayor aliado en la familia, una extensión de si misma. Y las madres son el modelo de rol de sus hijas, su mapa biológico y emocional, lo que marcará todas sus relaciones.

Victoria Secunda.

La mujer que me dio a luz ya no vive pero, a medida que el tiempo pasa, me parece que el hecho de ser su hija se acrecienta de un modo cada vez más profundo.

Johnetta Betsch Cole

Hija: quisiera poder evitarte el dolor del aprendizaje, pero sé que te privaría del placer de aprender. Quisiera evitarte el dolor de las primeras frustraciones amorosas, pero te privaría de la madurez que brinda el sufrimiento. Quisiera poder evitarte los obstáculos que sin duda surgirán pero te privaría del orgullo de superarlos y así, descubrir tu propio poder de mujer.

Linda Waiss.

Mis hijas descubrieron sensaciones en mi corazón que yo nunca imaginé que existieran. Ellas continúan enseñándome sobre la naturaleza del amor incondicional. Me deleitan con su espíritu, su bondad, su humor, sus sonrisas su risa y su mente. 

Alexandra Stoddard

En la profundidad de los ojos de mi niña pequeña, descubrí el paraíso. 

Alan Frers

Visita el blog gris de luna… EN LA CABAÑA, haz click aquí

¿TIENES UN PROYECTO PERSONAL GRATIFICANTE?

De Hada María Morales en su libro “No arrugue que no hay quien planche” Grupo Nelson.

                                                                               

Usted no sabe, ni siquiera se imagina, cómo me gusta esto de los proyectos. Sólo deseo con todo mi corazón que su cajita de música -que lleva por dentro- toque una melodía que alegre su vida y salpique de alegría a todos aquellos que están cerca. 

He aprendido a luchar con alegría por lo que Dios ha puesto en mi vida como un asunto entre El y yo. ¿Es que acaso no sabía que tenemos un Dios personal? ¡Es una maravilla!

Tenga una cita con El y cuéntele los anhelos de su corazón y dígale que le siembre una semillita de ilusión hasta que nazca como “UN PROYECTO PERSONAL GRATIFICANTE”, que dé frutos de alegría que la bendigan a usted y a todos aquellos que comparten un espacio en el planeta tierra.

Yo empecé de la nada y ahora estoy caminando por la senda que Dios me ha marcado y, ¿sabe que? A veces me ha tocado regar mi semilla con lágrimas, pero y ¿qué con el saldo en general? ¡Sencillamente espectacular!

Con todo mi corazón quiero llegar a usted con este mensaje clave: “Todos podemos pensar y trabajar en un proyecto personal sin que sea necesario un conflicto con el proyecto familiar”.

A veces me siento desencantada cuando veo a muchas mujeres que por un sentimiento de culpabilidad “cultural” se inmolan entre las cazuelas de la cocina y enjugan sus guisados con sus mismas lágrimas de frustración. ¿Que exagero? Créame que no.

¿Que cómo lo sé? Dios me ha dado la oportunidad de escribir temas y dar conferencias a mujeres y conducir segmentos de radio en vivo en los que recibo llamadas de la audiencia y después de oirme hablar con entusiasmo abren sus corazones. Un porcentaje enorme de ellas se sienten atadas a sus responsabilidades y muriendo por dentro porque se les ha olvidado que ese ser interior que hay en ellas y que estaba ahí antes de ser esposas, madres y parte de la fuerza laboral de sus comunidades se ahoga porque necesita oxígeno para toda la vida.

Dios es un Dios sabio y jamás perderá la razón. Cuando pensó en nosotras nos ideó para vivir en plenitud, con proyectos personales y familiares sanos, que sumaran vida a nuestra vida; por lo tanto, esa manía de ser perfectas no estaba en sus planes pues Él sabía que en vez de ser una cualidad era una atadura ya que la perfección es una cualidad propia de Él. Cuando oí a alguien decir que no éramos mujeres perfectas sino llamadas a la excelencia, me sentí liberada. ¿Por qué? Porque para hacer las cosas con calidad si estamos capacitadas y para cometer errores también, así que para enmendarlos ni dudarlo.

Quiero contarles que yo era de ese tipo de personas que todo debía estar en orden, incluyendo los cabellos de los niños. Los lazos de las niñas debían resistir hasta los vientos huracanados y eso me ponía a millón, aunque entristecía a mis niños. Ya les pedí perdón por ello. Pero entonces mi amiga, de qué sirve que lea libro gtras libro, y no se decide a darle un giro a su vida. Aunque espero que haya leído mi libro Mujer, atrévete a ser feliz. Deseo que le haya servido de algo. Pero, entonces, ¿qué fin tiene que nosotras las autoras tratemos de impactar su vida y usted se entusiasme un ratito para luego deshacerse como un merengue al sol?

No, eso si que no, por favor le pido que piense en usted solo como usted misma, sin el sombrero de mammá o de esposa o de… pues llevamos mil sombreros; y analice su vida un momento. ¿Está haciendo algo que la llene por dentro? ¿O más bien día a día cava el hoyo donde va a caer por tanta responsabilidad sin tomarse un tiempo para usted?

Las mujeres llevamos por dentro una cajita de música a la que hay que darle cuerda para que podamos seguir en pie.

Puedo decirle que desde que Dios me dio la oportunidad de verme a mí misma y de reflexionar hacia dónde iba mi vida interior y me atreví a cambiar, vivo con más plenitud. Aunque no he dejado de lavar platos, de llevar a Valerie a la escuela, planchar, lavar baños, darle de comer al perro. Dios “reconstruyó” mi vica de tal manera que hoy que soy escritora y parte de la fuerza laboral de mi país, ayudando a las personas con su imágen profesional y a conseguir empleo. En verdad, me siento realmente feliz.

Cuando le pida a Dios que le muestre el camino para alcanzar sus metas personales, Él lo hará y créame que seguirá siendo la madre dedicada, solo que más feliz; la esposa abnegada, solo que más plena; la empleada eficiente, solo que más realizada; y una mujer que establece metas y trabaja para lograr esos sueños que no tienen nada que ver con los otros papeles que le mencioné.

Dios le concederá la sabiduría para desarrollarse sanamente y con un equilibrio perfecto entre su familia y su proyecto personal.

A mí porque me dio la oportunidad de escribir. No todas estamos llamadas a esto, pero tal vez esté soñando cómo tomar clases de canto o de pintura, de aeróbicos, de computadoras o quizás piense participar en actividades comunitarias. No se qué, pero lo que sé es que debemos rescatar nuestra vida interior y es nuestra responsabilidad. Y en cuanto a que debemos tener proyectos personales, ni lo dude.

No siga “condimentando” el guiso con sus lágrimas, séqueselas, busque una libreta, anote sus inquietudes, sus sueños, piense en ellos, luego clasifíquelos en el orden en que le gustaría lograrlos y póngale un fósforo a ese perfeccionismo que la enreda y entretiene en sentimientos de culpa. Y ¿sabe qué también? DELEGUE. Si usted no está dispuesta a hacerlo, entonces nunca tendrá la oportunidad de lograr un proyecto personal gratificante, pues requiere inversión de tiempo.

Vamos, adelante, para atrás ni para tomar impulso.

Acuérdese que si se arruga, así se queda; pues no hay quien planche. Eso no lo dude.

Visita el blog grisdeluna…EN LA CABAÑA  haz click aquí!

HOY. (Imágen)

Visita grisdeluna…EN LA CABAÑA

LO QUE NOS HACE MEJORES. (IMÁGEN)

Visita grisdeluna… EN LA CABAÑA http://grisdeluna.com

“QUIEN AME SERÁ SIEMPRE JOVEN” (Imágen)

DETERMINACIÓN. (Imágen)

LA AMISTAD.

La Amistad es una perla de valor incalculable.

Es un tesoro especial que se guarda en el cofre de nuestro corazón.

No conoce de distancias, nacionalidades, ni barreras geográficas,

porque va conectada a nuestras alma

Por eso mi alma se remonta hacia donde tú te encuentras y puedo comprenderte, compartir,

sonreír y llorar contigo.

Por eso sentimos esa conexión tan especial que hace que nuestros corazones

se conmuevan y salten de alegría.

Estoy segura de que fue Dios quien nos situó en el mismo escenario,

a la misma hora y el mismo día.

No fue coincidencia ni juego del destino el que nuestros espíritus

se ligaran en camaradería y fraternidad.

Sin importar cuánto tiempo ha pasado, si mucho o poco, lo que doy por cierto es que ha

resurgido un precioso milagro y que a ese milagro le llamamos AMISTAD.

Por eso doquiera que vayas, yo estaré en tu corazón.

Riendo y celebrando tus victorias y llorando y consolándote en tus tristezas o derrotas.

Por eso en ocasiones aunque mi cuerpo no esté allí,

sentirás e imaginarás mi voz hablándote,

pues nos conocemos muy bien.

Tú también vas conmigo a todas partes, tus recuerdos me acompañan

aún cuando la noche es solitaria.

En mis memorias hay alegría y sonrío al pensar en lo que dirías y como me confortarías.

Nuestra amistad es de Dios, tiene principio, pero no tiene final.

¡Gracias por existir y estar a mi lado!

 

Visita: grisdeluna… EN LA CABAÑA. http://grisdeluna.com

“HE AQUÍ YO VENGO PRONTO”. Imágen.

EL SABIO DE EGIPTO

COMPARTIDO POR ANA MARIA FLORES FLORES.

Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la cuidad del Cairo, Egipto, con la finalidad de visitar un famoso sabio.

El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario era una cama, una mesa y un banco.

-¿Dónde están sus muebles? Preguntó el turista.

– Y el sabio, rápidamente, también preguntó: ¿Y dónde están los suyos?

– ¿Los míos?, se sorprendió el turista.

¡Pero yo estoy aquí solamente de paso!

– Yo también. Concluyó el sabio. La vida en la tierra es solamente temporal.

Sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices.

El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden.

Por eso existen momentos inolvidables y personas incomparables.

1. Dios no te preguntará que modelo de auto usabas; te preguntará a cuánta gente llevaste.

2. Dios no te preguntará los metros cuadrados de tu casa; te preguntará a cuánta gente recibiste en ella.

3. Dios no te preguntará la marca de la ropa en tu armario; te preguntará a cuántos ayudaste a vestirse.

4. Dios no te preguntará, cuan alto era tu sueldo; te preguntará si vendiste tu conciencia para obtenerlo.

5. Dios no te preguntará cuál era tu título; te preguntará si hiciste tu trabajo con lo mejor de tu capacidad.

6. Dios no te preguntará cuántos amigos tenías; te preguntará cuanta gente te considera su amigo.

7. Dios no te preguntará en que vecindario vivías; te preguntará como tratabas a tus vecinos.

8. Dios no te preguntará el color de tu piel; te preguntará por la pureza de tu interior.

9. Dios no te preguntará por qué tardaste tanto en buscar la salvación; te llevará con amor a tu casa en el cielo.

Mateo 6:33
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

visita: http://grisdeluna.com

A %d blogueros les gusta esto: